Imputan al autor material del asesinato de María Celia Verdenelli

Tiene 22 años y fue acusado de homicidio criminis causa. La declaración de una testigo y uno de los detenidos fue importante para determinar su participación en el crimen que sucedió hace unos días en San Martín.

VIERNES 23 DE DICIEMBRE DE 2016 . 8:30

(Foto: Este Online).

 

A menos de una semana del resonante crimen de María Celia Verdenelli (45), la fiscal Florencia Díaz Peralta imputó a Matías “Monito” Muñoz, de 22 años, como el autor material del hecho ocurrido el pasado sábado en la ciudad de San Martín. Los investigadores buscan a su cómplice.

El asesino, que reside en el barrio Santa Lucía y en la calle Tropero Sosa, recibió la calificación de homicidio criminis causa (matar para ocultar otro delito). Esta carátula prevé una pena de 8 a 25 años. Su detención se logró el miércoles tras una serie de allanamientos que finalizaron con diez detenidos.

Según las versiones, uno de los sospechosos señaló que, tras el homicidio, se reunió con un grupo de sujetos y uno de ellos se adjudicó el crimen ocurrido en el barrio Libertador. Además, una de las testigos de identidad reservada declaró que el “Monito” le pidió un trapo para limpiarse la sangre que tenía en su cuerpo.

En ese momento, la vecina le preguntó qué le había sucedido y el delincuente, aparentemente bajo el efecto de estupefacientes, le indicó que se había caído de la moto. Además, antes de retirarse, se llevó el celular de una amiga que estaba con ella.

Muñoz será trasladado a la penitenciaria provincial y se espera lograr la detención del restante sujeto que participó del crimen de la mujer de 45 años, ultimada de un disparo mientras esperaba a su hija en el interior de su automóvil Fiat Siena. La bala ingresó por la axila izquierda e hirió órganos vitales, provocándole la muerte a los pocos minutos.

En tanto, los delincuentes se dieron a la fuga en una motocicleta de acuerdo a lo declarado por una testigo protegida de la zona. Ambos escaparon sin llevarse nada, a pesar que la víctima tenía en su cintura una riñonera con más de $3 mil en efectivo, tarjetas de crédito y documentación.

Por este hecho, hubo una importante movilización de unas 500 personas que pidieron por el esclarecimiento del hecho. Tras este episodio, que se realizó el pasado lunes en el microcentro de San Martín, la causa avanzó gracias a los allanamientos y la ayuda de testigos que se animaron a declarar.