Marcha atrás a la peatonal permanente en San Martín

Después de cinco años, la comuna habilitará el tránsito vehicular sobre la arteria ubicada frente al edificio municipal y el Paseo de la Patria. Funcionará como peatonal durante algunas horas del fin de semana y se sumará más calles.

JUEVES 5 DE ENERO DE 2017 . 00:30

La peatonal de la avenida Alem funciona desde hace cinco años (Foto: Este Online).

 

Finalmente, luego de innumerables reclamos, la comuna de San Martín habilitará el tránsito vehicular sobre la peatonal permanente que abrió hace cinco años sobre la calle Alem, entre 25 de Mayo y Las Heras, frente al Paseo de la Patria. Los peatones sólo podrán utilizarla los fines de semana y en ciertos horarios.

La decisión fue confirmada por el presidente del Concejo Deliberante, Bartolomé Robles. “Hace poco terminamos la obra del boulevard de las 200 banderas; y una vez finalizada considerábamos que debía ser aprovechado como paseo turístico y generar mayor fluidez en el tránsito vehicular”, indicó.

Desde la comuna explicaron que la medida se implementará en pocos días y que la avenida podrá ser utilizada como peatonal durante las noches del fin de semana. Así, los viernes y sábados, el tramo se encontrará cortado para el tránsito de 21 a 7; y los domingos y feriados de 20 a 7.

Además, durante esos tres días, la peatonal integrará también los primeros cien metros de 25 de Mayo y la primera cuadra adoquinada de Boulogne Sur Mer. De este modo, los bares y restaurantes podrán sacar sus mesas a la calle, como también ofrecer espectáculos musicales a sus clientes y a los transeúntes.

“La decisión irá acompañada de medidas de seguridad para garantizar la circulación vehicular, y también cuando sea peatonal”, indicó el Secretario de Gobierno, Oscar González, en referencia a la colocación de reductores de velocidad y a la prohibición de estacionar sobre esa cuadra.

Cabe recordar que la idea de abrir una peatonal surgió a partir de la remodelación del microcentro y se concretó en diciembre de 2011. En la argumentación para defender este proyecto se destacó la posibilidad de brindar una alternativa de entretenimiento y generar un espacio para que grandes y niños pudieran caminar sin peligro.

En aquel entonces, el proyecto original contemplaba un paseo para peatones durante cada fin de semana. Sin embargo, este propósito nunca se cumplió. Incluso, ante la ilegalidad de cerrar un tramo de la ruta 50, la comuna inició en 2014 un expediente ante Vialidad para que dejara de ser jurisdicción de la provincia y pasara a la órbita municipal.

A pesar de esto, no todos los vecinos y comerciantes de la zona céntrica estuvieron de acuerdo con la decisión del intendente. Por este motivo, el radicalismo departamental exigió, sin suerte, que el municipio justicialista reabriera esa importante columna vial.

Una de las acciones la impulsó el senador provincial, José Orts (UCR), quien el 14 de diciembre de 2015 reunió más de 5 mil firmas en un puesto fijo que instaló frente a la municipalidad. Con este aval pretendía revocar el permiso que le había otorgado Vialidad Provincial para habilitar una peatonal en un tramo perteneciente a una ruta provincial.

Sin embargo, el actual director de ese organismo, Oscar Sandes, comunicó que el largo trayecto comprendido por Boulogne Sur Mer y Alem, se encontraba bajo la órbita municipal y que la única autoridad con potestad para habilitar el tránsito vehicular era el propio intendente de San Martín.

De esta manera, tras agotarse todas las instancias, Orts le envió una carta a Jorge Giménez para pedirle que revea la situación. En el escrito le propuso habilitar el tránsito durante los días hábiles y que “la convierta en peatonal solamente los días domingos o cuando haya algún evento particular”.

Finalmente, después de cinco años, la comuna decidió habilitar el tránsito sobre la principal avenida que cruza toda la ciudad de San Martín. Durante todo ese tiempo, el microcentro se convirtió en un trastorno para los automovilistas y para el servicio de ambulancias, que debían hacer un largo rodeo para continuar su viaje.