Descarriló un tren de carga por el robo de durmientes

Una locomotora y cuatro vagones descarrilaron frente a un conflictivo barrio en San Martín. No es la primera vez que ocurre un incidente delictivo en esa zona. Las personas a bordo de la máquina no resultaron heridas.

MARTES 18 DE ABRIL DE 2017 . 00:00

Imagen ilustrativa (Foto: Este Online).

 

Una locomotora y cuatro vagones descarrilaron ayer frente al conflictivo barrio Santa Lucía, en San Martín, por la acción de un grupo de vándalos que se llevó varios metros de durmientes que mantienen las vías sobre el suelo. No es la primera vez que un incidente sucede en ese lugar.

El hecho ocurrió en la madrugada, cerca de las 0:30, cuando las vías cedieron con el paso de la formación que transportaba áridos hacia la Estación de Cargas de Palmira. A pesar del incidente, las personas a bordo de la máquina no resultaron heridas.

Durante la jornada de ayer, operarios de Belgrano Cargas estuvo trabajando en la restauración de las vías e intentando movilizar la formación. “Dependemos de las condiciones del tiempo, pero creemos que mañana (por hoy) estaría reestablecido el servicio”, aseguraron a nuestro medio.

En esa misma zona, en octubre de 2014, un grupo de inadaptados del conflictivo barrio Santa Lucía -un conjunto de 96 casas que fueron entregadas por la gestión de Giménez a familias de la ex villa La Horqueta- atravesaron un durmiente causando daños en una formación que viajaba a Buenos Aires.

Con el tren parado a su disposición, los delincuentes comenzaron a abrir las tolvas de los vagones y empezaron a llevarse la carga, conformada por piedra triturada y otros minerales. Atemorizado por la situación, el maquinista inmediatamente avisó a la policía.

Con la llegada de los uniformados, los revoltosos se enardecieron y atacaron a piedrazos a la policía, que tuvo que responder con balas de goma. Al mismo tiempo, destruyeron las luminarias del barrio Ferrisi y se adueñaron de las primeras cuadras.

Después de seis horas de tensión y violencia, la batalla campal finalizó con la rotura de un móvil de la Unidad Especial de Patrullaje (Toyota Etios), daños en varias viviendas, robos en negocios y sin ningún detenido.

A los pocos días, un tren descarriló en el límite de los departamentos de San Martín y Junín, cuando transportaba carbón de coque desde Palmira hasta La Plata, Buenos Aires. La formación iba con 21 vagones, y seis terminaron semienterrados.

El accidente sucedió frente a la calle Paroisseen del barrio Jardín de San Martín y Espejo Oeste, de La Colonia. Los peritos determinaron que el descarrilamiento se produjo por la humedad y el mal estado de las vías, a pesar que en el lugar se estaba realizando tareas de refacción.