Santa Rosa: quieren reemplazar las bolsas de nylon por biodegradables

Serán reemplazadas por otro tipo de envoltorio de material ecológico. Apelan a una actitud responsable tanto de comerciantes como de clientes para elegir material fácilmente biodegradable.

MARTES 18 DE JULIO DE 2017 . 17:10

(Foto: Municipalidad de Santa Rosa).

 
circulo
Por Angélica Venier

Las tradicionales bolsas de nylon dentro de las que la mayoría de los comercios y supermercados entregan los productos adquiridos por sus clientes serán, gradualmente, reemplazadas por otro tipo de envoltorio de material biodegradable. Así lo plantea un programa impulsado por el municipio de Santa Rosa.

La iniciativa, sobre la que trabaja la Dirección de Salud y Medio Ambiente de la comuna del este provincial, prevé la toma de conciencia para revertir el impacto ambiental provocado por la utilización de bolsas no biodegradables. Se trata, en definitiva, de poner en marcha un programa de sustitución de bolsas y/o contenedores no biodegradables.

Ese reemplazo, según las autoridades del municipio, apunta a imponer el uso de bolsas "amigables con el medio ambiente", a partir de la utilización de nuevas tecnologías o de materiales alternativos. En una primera etapa, se entregaron bolsas ecológicas a los empleados municipales.

Desde la comuna indicaron que “si bien no se plantea una prohibición explícita, el espíritu de la normativa es apelar a una actitud responsable tanto de comerciantes como de clientes para elegir material fácilmente biodegradable para sus envoltorios”.

Por su parte, el Director de Salud y Medio Ambiente de la Municipalidad de Santa Rosa, Leonardo Fernández, señaló que “la campaña que establece volver a utilizar las antiguas bolsas y canastos de compras para transportar nuestros alimentos, e incentivar al uso de bolsas biodegradables o ecológicas reutilizables”.

Técnicamente se pretende eliminar aquellos elementos no biodegradables de polietileno, polipropileno y otros polímeros artificiales, utilizados como método de embalaje. El uso de bolsas plásticas causa daños irreparables para el ambiente, ya que su degradación tarda entre 100 y 400 años.

Además, la descomposición de bolsas libera tóxicos que afectan la calidad de vida de los seres vivos de la zona y causa anegamientos en desagües y su acumulación en espacios verdes o canales de riego.