Bomberos en crisis: autobombas paradas y déficit de equipamiento

Los bomberos de la zona Este están preocupados por los problemas que tienen cada vez que se desata un incendio en la región. Dicen que no dan abasto con los recursos y que los destacamentos no están "a la altura de la circunstancias". Caso por caso.

MIÉRCOLES 16 DE AGOSTO DE 2017 . 00:00

El cuartel de La Colonia se quedó sin autobomba (Foto: Este Online).

 
circulo
Por Javier Disparti

En la zona Este hay tres grupos principales de bomberos: los voluntarios de Palmira, los municipales de Rivadavia y el cuartel ubicado en La Colonia, Junín. Entre ellos se reparten la región, y se auxilian o complementan en casos de incendios forestales, viviendas o accidentes viales.

Sin embargo, un incendio ocurrido la semana pasada desnudó la grave situación por la que atraviesan los bomberos de los principales departamentos del Este. El hecho sucedió en la calle Espejo Oeste al 450, de La Colonia, donde un incendio afectó a dos viviendas que quedaron totalmente destruidas e inhabitables.

El siniestro ocurrió a poca distancia del cuartel de bomberos de La Colonia, pero la autobomba no pudo acudir porque está fuera de servicio. Por este motivo, las llamas fueron combatidas con dos camiones regadores municipales y por el equipo de bomberos de Palmira, que tardó 40 minutos en recorrer los 12 kilómetros que los separaba de ese lugar.

De esta manera, los bomberos tienen una capacidad reducida de operaciones debido a que cuentan con una sola autobomba para salir a la calle, otros vehículos tienen desperfectos mecánicos y deben asistir a las urgencias con camiones hidrantes, a los que se le adaptan mangueras y lanzas contra incendio.

Desde Defensa Civil de San Martín no ocultaron su preocupación y resaltaron “la necesidad de contar con dos autobombas como mínimo en el cuartel de La Colonia”, explican en una nota elevada al intendente Jorge Giménez y a las autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad de Mendoza.

“Debido a la densidad demográfica de los tres departamentos de la zona, no se puede depender solamente del trabajo y el esfuerzo de los bomberos voluntarios de Palmira, quienes muchas veces por razones de fuerza mayor no han podido operar”, explicó Daniel Mesa, director de esa área de San Martín.

La delegación de bomberos de La Colonia, ubicada en la intersección de las calles Uruguay y Entre Ríos, contaba con dos vehículos para salir a combatir incendios. Uno de ellos está fuera de servicio desde hace un año y el restante sufrió la rotura de su motor. Hoy, el cuartel cuenta solamente con una camioneta, pero requiere de un depósito auxiliar para tomar agua.

Ante estos acontecimientos, se activaron una serie de recaudos para paliar una posible emergencia, dejando dos camiones hidrantes como refuerzos fuera del horario municipal. Además, en reemplazo de la autobomba averiada, el Ministerio de Seguridad de Mendoza envió un camión IVECO perteneciente a la Brigada de Sustancias Peligrosas.

Bomberos de Palmira sin chofer

La Asociación Bomberos Voluntarios de Palmira fue creada el 26 de junio de 1964 y está compuesta de 25 personas entre hombres y mujeres. La entidad, ubicada en la calle Colón al 40, detrás de la Comisaría 28, presta servicio en todo el territorio de San Martín, pero también combate siniestros en localidades aledañas.

Actualmente, el cuartel cuenta con una autobomba Ford 4000 de 1600 litros, una camioneta de emergencia y un Unimog Mercedes Benz 4x4 con capacidad para tres mil litros de agua. Esta última unidad fue donada en febrero de 2014 por los bomberos de Luján de Cuyo y la organización internacional SPAI de Francia.

Hoy, uno de los problemas que tiene el cuartel de Palmira es la imposibilidad de contar con al menos un chofer autorizado. Desde la asociación aseguraron que “esta situación ha sido trasladada a las autoridades municipales para que dispongan al menos de una persona idónea en la materia”.  

Rivadavia tampoco cuenta con una autobomba

En el departamento de Rivadavia, los bomberos son municipales y así funciona el cuartel desde hace más 40 años. En este caso, hay tres efectivos por turno y tampoco cuenta con una autobomba, ya que se encuentra en reparación. Por este motivo, la comuna tuvo que adaptar un camión regador, con un tanque de 8.000 litros de capacidad, para trabajar en el combate de incendios.

Cabe recordar que el cuartel contaba con una moderna autobomba Iveco Attack E720. Sin embargo, el 8 de agosto de 2016, mientras combatía un incendio en la finca Nicito, un cambio en la dirección del viento avivó las llamas, que crecieron más de 3 metros y alcanzaron al camión. El fuego afectó el 80% de la unidad, cuyo costo superaba los tres millones de pesos y desde 2006 formaba parte del parque automotor.

Cuatro meses después de aquel siniestro, la Municipalidad logró sumar una autobomba gracias a la donación de una empresa constructora. Se trata de un camión Mercedes 1521 con un tanque de 6.000 litros de agua y otro con capacidad para 2.000 litros de espuma. La unidad se encuentra en reparación porque estuvo mucho tiempo sin utilizarse.

Desde el municipio informaron que recientemente se adquirió un camión Iveco 330 HP valuado en $1.530.000 y un semirremolque con un tanque de 25 mil litros y una bomba hidráulica de 60.000 litros, valuado en $1.078.250. El vehículo fue adquirido para la distribución de agua potable, riego de calles y también para funcionar como apoyo en casos de incendio.

Además, el Director de Defensa Civil de Rivadavia, Juan Carlos Arguello, agregó que este año se compró equipamiento para el cuartel por una suma cercana a los 150 mil pesos. El material consta de trajes estructurales, botas, cascos, guantes especiales y mochilas de agua para cuatro personas y un equipo de respiración autónomo completo para todos los efectivos.