El Gobierno autorizó la compra del quinto avión antigranizo

La nueva aeronave de propulsión jet o a turbina reducirá el tiempo de respuesta para el combate de nubes de granizo. Por sus condiciones, podrá operar en el Valle de Uco y tendrá la posibilidad de transformarse en avión sanitario.

MIÉRCOLES 16 DE AGOSTO DE 2017 . 22:00

(Foto: Este Online).

 

Con un presupuesto de $38 millones, el Gobierno de Mendoza autorizó la compra de una aeronave jet bimotor que entre sus características principales tiene una velocidad aproximada de 800 kilómetros por hora y puede volar a una altura máxima de 12.000 metros, dependiendo la marca y el modelo de avión que se adquiera.

Actualmente, los aviones que operan en la provincia son de marca Piper modelo PA-31T Cheyenne II, que poseen una velocidad máxima operativa aproximada de 525 km/h y un techo de vuelo de unos 8.840 metros. La limitación en la altura de vuelo impide poder controlar tormentas de granizo en ciertas localidades.

El presupuesto oficial dispuesto para la adquisición del quinto avión antigranizo incluye también el equipamiento de la aeronave, la capacitación de los pilotos y dos años de mantenimiento.

El jet, junto a los otros cuatro aviones con los que hoy cuenta la Provincia, formará parte de los bienes de la empresa Aeronáutica de Mendoza Sociedad Anónima (AEMSA), que prevé una modernización del sistema de lucha antigranizo y que, además, prestará servicios aéreos tales como dispersión de mosca del mediterráneo, servicio sanitario o traslado de personas, entre otros.

Para definir qué modelo comprar, hubo encuentros técnicos con los pilotos de la DACC y con especialistas aeronáuticos, así se definieron los requerimientos operativos y de seguridad para las acciones que se pretenden desplegar.

La adquisición de un jet a propulsión trae aparejada una serie de beneficios: aumentar la velocidad de desplazamiento, reduce el tiempo de intervención, operar a una altura mayor, incrementar la seguridad para los pilotos que tienen probabilidades de volar en condiciones climatológicas críticas.

Además, la nueva aeronave estará configurada también en versión sanitaria, es decir que tendrá la posibilidad de transportar una camilla o incubadora, con el equipamiento necesario y el personal médico de asistencia.