En setiembre inauguran las obras de la escuela Corrientes

Ya se terminaron de colocar la cubierta del establecimiento, los cielorrasos y una nueva instalación eléctrica. Resta concretar el sistema de desagües pluviales y alcantarillas en el patio. La inversión supera los $6,6 millones.

MIERCOLES 23 DE AGOSTO DE 2017 . 19:40

(Foto: Gentileza).

 

Luego de más de cinco años de espera de la comunidad educativa, el reemplazo definitivo de toda la cubierta de techo de la escuela 1-055 Corrientes, de San Martín, estará terminado en setiembre. También ultiman detalles en el nuevo sistema de desagües pluviales, las alcantarillas del patio y la instalación eléctrica.

La firma encargada de los trabajos comenzará a ejecutar los adicionales esta semana, con el objetivo de que estén listos a fines de setiembre. Al finalizar la obra se habrán invertido más de $6,6 millones y cumplido con un viejo anhelo de docentes, alumnos y padres de la emblemática escuela Corrientes.

Ya se terminaron de colocar los 2.400 metros cuadrados de chapa de zinc enmalletada que remplazó a la antigua cubierta de teja colonial. Además, se instalaron las últimas placas del nuevo cielorraso, que también presentaba desgaste importante debido a la antigüedad del edificio. A estas tareas se sumó la conclusión de la reparación integral de todo el sistema eléctrico de la escuela, dado que también sufrió el paso de los años y la incidencia de las lluvias.

La obra se extendió por casi 7 meses y los recursos que se utilizaron para financiar las tareas provienen íntegramente del presupuesto provincial. En tanto, hubo otro trabajo adicional que también se concluyó: la instalación de una cañería de agua que une el tanque elevado y los grupos sanitarios que, junto al reacondicionamiento del sistema de desagüe pluvial, demandarán una inversión final que ronda los $500 mil.

Falta muy poco para que la Escuela Corrientes tenga nuevo techo y sistema eléctrico y ha hecho realidad un anhelo de la comunidad educativa, que lleva más de cinco años de postergaciones, desde que la cubierta comenzó a presentar serios problemas de filtraciones a raíz de las lluvias.

Es destacable que escuela nunca dejó de funcionar para el dictado de clases mientras duró la obra. Siempre se trabajó en paralelo y con todas las medidas de seguridad necesarias. “Estamos a punto de concluir una obra muy esperada por la comunidad educativa, debido a todas las postergaciones que tuvo. Falta muy poco. Esta semana comenzamos con los últimos adicionales y, si todo marcha bien, a fines de setiembre la entregaremos”, indicó el subdirector de Mantenimiento y Reparaciones de escuelas, Emilio Pastorino.