Intervendrán un carril que conecta Junín con la Ruta 7

Se trata del carril Miguez, un camino olvidado por los sucesivos gobiernos en los últimos 40 años. Las obras comenzarán en octubre y abarcan desde la ruta 60 hasta el Acceso Este. La inversión será de 20 millones de pesos.

MARTES 12 DE SETIEMBRE DE 2017 . 00:00

El carril Míguez tiene una extensión de 8 kilómetros de asfalto y tierra (Foto: Este Online).

 
circulo
Por Javier Disparti

Después de muchos años de reclamos y promesas incumplidas, el Gobierno de Mendoza anunció la intervención de la calle Míguez, una estratégica vía que conecta los departamentos de Junín y San Martín con la Ruta 7. Las obras comenzarán en octubre y tendrán una inversión de 20 millones de pesos.

Se trata de uno de los caminos más transitados de esa zona productiva del Este provincial, entre las rutas 60 y 50. Su trazado corre de sur a norte y aunque resulta vital para la actividad económica de la región, fue un camino olvidado por los sucesivos gobiernos desde hace unos 40 años.

A lo largo de sus 8 kilómetros, la falta de luminarias y señalización conforman un combo peligroso, donde el carril se volvió un escenario habitual de accidentes. Uno de las tantas fatalidades sucedió en noviembre de 2011, cuando Paola Liendo (31) perdió la vida tras perder el control de una Ford Ranger, que terminó entre los viñedos de la finca Anastasio.

Jorge García Zalazar, director consejero de Vialidad Provincial, señaló que la obra está proyectada desde la ruta 60, lo que permitirá a los vecinos de Junín y Rivadavia tener una salida directa al Acceso Este y así, acortar el tiempo que demanda actualmente atravesar la zona céntrica de San Martín.

Otra de las ventajas estará constituida por la facilidad de acceso a los barrios que se están construyendo en la zona, el hipermercado que pronto abrirá sus puertas y la conexión directa con el Centro de Congresos y Exposiciones, el Parque Agnesi, el aeródromo departamental y al autódromo de San Martín. Además del Campus Universitario y la Terminal de Ómnibus que se proyectan sobre el carril.

Teniendo en cuenta la composición del corredor productivo, los trabajos estarán diferenciados. Desde la ruta 60 hasta la ruta 50, se realizará el mejoramiento de los 6 kilómetros de la deteriorada carpeta asfáltica. Los restantes 2 kilómetros, los únicos de tierra, se asfaltará la traza entre la ruta 50 hasta la ruta nacional.

Una vez concluido el carril Míguez, quedará en óptimas condiciones de transitabilidad, dotando a la zona de mayor seguridad vial y comodidad, sobre todo para aquellos que antes debían emplear mucho tiempo para conectarse con el Acceso Este.

Cabe recordar que, en diciembre de este año, se licitará la construcción de 13 kilómetros de la doble vía que comunicará la ciudad de Rivadavia (desde la calle Falucho) con la Ruta 7, atravesando Junín y San Martín. La inversión inicial será de 200 millones de pesos y será financiada por el Fondo Fiduciario Federal.

El proyecto del nuevo acceso surgió hace más de cinco años, cuando el entonces jefe comunal de Rivadavia, Ricardo Mansur, y el intendente de Junín, Mario Abed, plantearon la necesidad de tener un acceso vial rápido, directo y más seguro, logrando también una salida ágil y dinámica a la Ruta nacional 7.