Mendoza adhiere a la campaña nacional sobre psoriasis

Tiene el objetivo de informar y reducir la exclusión, el estigma y el bullying hacia los pacientes que la padecen. Es una enfermedad diagnosticada como dermatológica pero va más allá de la piel: influye en el ámbito social y psicológíco de cada paciente.

DOMINGO 29 DE OCTUBRE DE 2017 . 14:00

(Foto: Gentileza).

 

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes se suma a esta iniciativa nacional en su 17ª edición. La Campaña Nacional de Educación e Información sobre Psoriasis se realizará desde el 23 al 27, con el fin de educar e informar a la población interesada sobre esta enfermedad y a los mismos pacientes que buscan tener un diagnóstico adecuado para ser tratados.

Este año se conmemora el Día Mundial de la Psoriasis y Artritis Psoriásica, el 29 de octubre, bajo el lema #carasdelapsoriasis. Inspirado en el que han elegido las asociaciones de pacientes de psoriasis y artritis psoriásica de todo el mundo, quiere poner énfasis en el impacto que la enfermedad tiene sobre los pacientes.

Al respecto de esta campaña, Viviana Parra, jefa del Servicio de Dermatología del Hospital Lagomaggiore, expresó: “Mendoza adhiere a estas acciones de concientización, se realizará una capacitación en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo, dedicado a dermatólogos y traumatologós, de 8 a 13. Así también AEPSO, Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis, realizará actividades de concientización sobre la enfermedad”.

“Es muy importante dar a conocer la enfermedad y las personas que tienen manchas rojas con relieve, cubiertas por escamas blancas, secas,  que se localizan en codos, rodillas, tronco y cuero cabelludo, se acerquen a consultar a un dermatólogo, porque esta enfermedad está asociada a diabetes, obesidad e hipertensión”, puntualizó la profesional.

Además, la dermatóloga declaró que la psoriasis se da en un 2 o 3 por ciento de la población a cualquier edad pero tiene dos picos de incidencia, uno antes de los 30 y otro a los 50. “Es muy importante no estigmatizar a los pacientes, en casos severos es muy difícil para las personas vivir con psoriasis”, explicó Parra.

En relación con las acciones que desarrolla Mendoza, Parra destacó que en el Lagomaggiore en el Servicio de Dermatología se atiende lunes y viernes en la mañana a pacientes con psoriasis. Pueden solicitar un turno en el hospital con la derivación correspondiente.

Además, se está trabajando con teledermatología con los hospitales periféricos como Malargüe, General Alvear, Tunuyán, Santa Rosa y Lavalle, donde por medio de fotos se realiza un diagnóstico y se determina un tratamiento. En caso de no lograr un diagnóstico, se cita al paciente con un turno otorgado para su atención.

Campaña #carasdelapsoriasis

La psoriasis es mucho más de lo que se ve externamente. Las personas que la sufren tienen más riesgo de desarrollar algunas enfermedades, llamadas comorbilidades, como depresión, síndrome de Crohn y diabetes, entre otras. Con este lema, se pretende concienciar y visibilizar la importancia de seguir unos buenos hábitos de salud para prevenir la aparición de este tipo de enfermedades.

Las caras de la psoriasis hace referencia también a la importancia del trabajo conjunto de profesionales de la salud, administraciones, investigadores y organizaciones de pacientes para la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas.

Psoriasis, una enfermedad dermatológica que va más allá de la piel

La psoriasis afecta el 0,5 al 3% de la población mundial, puede aparecer en hombres o mujeres indistintamente y presentarse a cualquier edad, tanto en lactantes, niños y adultos. En Argentina, se estima que 800 mil personas padecen psoriasis.

La psoriasis se caracteriza por generar lesiones enrojecidas, escamas blanquecinas en zonas de los codos, uñas, cuero cabelludo. Además de estas zonas, puede extenderse por todo el cuerpo. Es una enfermedad diagnosticada como dermatológica pero va más allá de la piel: influye en el ámbito social y psicológíco de cada paciente.

A la psoriasis están asociadas enfermedades como la artritis psoriásica, comprometiendo las articulaciones, y la enfermedad cardiovascular, la cual reduce la expectativa de vida, entre otras. Hay que tener en cuenta que es una enfermedad del sistema inmunológico, por lo que repercute en varios órganos que sufren de inflamación.

Esta es una enfermedad no contagiosa, por eso es importante no estigmatizar a las personas que lo padecen. La detección temprana, con la aparición de las lesiones en la piel, se puede realizar mediante una consulta al dermatólogo no requiere de análisis de alta complejidad. Su tratamiento es mediante cremas tópicas, exposición a la luz ultravioleta (no directo al sol) controlada por especialistas.

¿Qué es?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria, crónica, sistémica, no contagiosa. Se presenta en forma de lesiones rojas, cubiertas por escamas blancas, secas, que se localizan en codos, rodillas, tronco y cuero cabelludo. Puede comprometer las palmas de las manos y las plantas de los pies, las uñas, la semimucosa labial y la mucosa genital, y entre 10 y 30%  de los casos, puede devenir en artritis psoriásica.

El proceso normal de recambio de las células de la capa superficial de la piel es de 28 días y en los pacientes con psoriasis este proceso está acelerado y lleva entre 3 y 4 días.

Los factores infecciosos (bacterianos, virales y hongos), determinados medicamentos, el consumo de alcohol y tabaco, el estrés, los climas fríos, el rascado o fricción frecuente y cambios hormonales pueden ser los disparadores de la enfermedad y/o empeorar el estado del enfermo.

Pueden tenerla tanto hombres como mujeres y generalmente comienza y se desarrolla entre los 20 y los 50 años. Se puede tratar y controlar, pero no se cura. Puede causar dificultades y trastornos en la vida social.

¿Cuáles son las causas?

No es contagiosa y puede transmitirse de padres a hijos. Se trata de un trastorno autoinmunitario, es decir que el propio sistema inmune lo genera al responder de manera excesiva o por error y provocar inflamación y a veces destrucción del tejido corporal sano.

¿Cuáles son los síntomas?

La psoriasis se caracteriza por la aparición espontánea de lesiones rojas, con escamas blanquecinas en codos, rodillas, sacro, cuero cabelludo, y con prurito. Las personas que tienen psoriasis pueden desarrollar una artritis psoriásica, que es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones y causa dolor, hinchazón articular y rigidez.

Los síntomas de la artritis psoriásica son: fatiga, dolor y tumefacción en articulaciones, deformidad, rigidez por las mañanas, lumbalgia nocturna, dolor en talones o plantas de los pies, cambio en las uñas, enrojecimiento y dolor oculares, debilidad muscular, depresión.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento es integral y debe incluir un médico clínico, un dermatólogo y un psicólogo. El objetivo es suprimir las manifestaciones clínicas y retrasar lo más posible las crisis de la psoriasis. El tratamiento adecuado puede aliviar el dolor, reducir la inflamación y evitar daños progresivos en las articulaciones.