El Perrupato realizó más de 300 estudios con el moderno tomógrafo

El equipo de última generación fue inaugurado en julio. Fue adquirido con parte de la deuda que el Casino Cóndor mantenía con la provincia. Funciona todos los días inclusive los fines de semana y feriados.

DOMINGO 10 DE DICIEMBRE DE 2017 . 19:52

(Foto: Gentileza).

 

Desde la implementación y capacitación de técnicos del Hospital Perrupato, se han realizado unas 300 tomografías. Profesionales del centro asistencial celebran la incorporación del equipo por la inmediatez de los resultados, la disminución del tiempo de internación de los pacientes y la reducción de costos.

El tomógrafo que adquirió el Gobierno de Mendoza para el hospital, es un equipo de última generación y desde su incorporación funciona todos los días, inclusive sábados, domingos y feriados. Permite adquirir imágenes de segmentos anatómicos de cualquier parte del cuerpo y según los signos, síntomas y condición clínica del paciente, permite identificar lesiones anatómicas que son atribuibles al estado que presenta.

“Es un avance tecnológico importante, al igual que las obras de ampliación que se están realizando. Contamos con profesionales idóneos capacitados para poder cumplir con la demanda de pacientes que están internados y aquellos que no tienen obra social y posibilidad de atenderse en la parte privada”, dijo la jefa del Servicio de Diagnóstico por Imágenes, Gabriela Feuillade.

Con el tomógrafo se realizan estudios de múltiples áreas del cuerpo, entre ellos, el más solicitado es el de cerebro, además de incorporar nuevas exploraciones como la angiotomografía de vasos de cuello e intercerebrales, que no se realizaban en el ámbito local.
“Una tomografía es un estudio muy eficaz para la mayoría de las patologías del cuerpo dijo el doctor Fernando Lucero, especialista en diagnóstico por imágenes quien remarcó la importancia de contar con este equipo que le permite a los pacientes internados obtener rápidamente los resultados.

“Hoy la situación se acerca bastante a la óptima porque tenemos uno de los equipos más actuales con los que cuenta la zona y es uno de los más modernos de la provincia, junto con los que adquirieron el Hospital Schestacow y el Lagomaggiore. Antes teníamos que esperar el turno que otorgaban los efectores privados y luego el resultado de dicho estudio, lo que implicaba más días de internación y al mismo tiempo un alto costo para el hospital”.

Hasta el momento se han realizado unas 300 tomografías y con ello cubren la mayoría de las solicitudes y requerimientos en el ámbito hospitalario. La empresa Toshiba, proveedora del tomógrafo, realizó la capacitación al grupo de técnicos que hoy se desempeñan en el servicio. “Llevamos dos meses trabajando con la capacitación especial para el correcto funcionamiento del equipo”, remarcó Feuillade.

Características del tomógrafo

El modelo de Toshiba Aquilion posee una tecnología de 16 cortes, con capacidad de escaneo de cuerpo completo y estación de trabajo incluida. De este modo, ofrecerá un conjunto de soluciones clínicas que simplificarán la realización de estudios complejos para una importante cantidad de pacientes.

Entre otras características, el equipo soporta pacientes de hasta 205 kilos y es ultrarrápido. Ahora, hacer una tomografía de tórax y abdomen demandará 20 segundos, contra los 30 minutos que demoraban los tomógrafos anteriores de corte a corte.

Además, permite estudiar detalladamente estructuras pequeñas, como el oído. Cuenta con un programa informático específico para analizar las imágenes y las reconstrucciones que se realizan, lo que deriva en una mayor agilidad al atender a los pacientes.

Otro beneficio es que trabaja con la menor radiación posible en los casos de que el paciente sea pediátrico. Cuentan con los protocolos necesarios para no irradiar demasiado. Para ello mide el espesor del cuerpo de la persona antes de hacer el estudio y calcula la menor radiación posible.

Cabe señalar que el equipo fue adquirido con la deuda por Ingresos Brutos que mantenía la empresa KLP del Casino Cóndor con el Gobierno de Mendoza. Se trata de $37 millones que se destinaron en la compra de tres nuevos tomógrafos para los hospitales Lagomaggiore, Schestakow y Perrupato.