El mejor regalo: Catorce familias de Junín recibieron su casa propia

Se trata de la cuarta etapa del barrio Aguaribay de Ciudad. La inversión alcanzó los 5,5 millones de pesos y fueron financiadas por el Programa Federal de Vivienda Techo Digno. En el año se entregaron 2006 viviendas en la provincia de Mendoza.

JUEVES 28 DE DICIEMBRE DE 2017 . 12:00

(Foto: Este Online).

 
circulo
Por Javier Disparti

El intendente Mario Abed y el presidente del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Damián Salamone, participaron hoy de la entrega de 14 viviendas pertenecientes a la cuarta etapa del barrio Aguaribay, ubicado en las calles 20 de Junio y Avellaneda, al sur de La Ciudad de Junín. Actualmente, el barrio está conformado por 81 viviendas.

Salamone habló de las dificultades que tuvieron que sortear al inicio de la gestión para sacar adelante las obras que se encontraban paralizadas. “Esta obra tenía a diciembre de 2015 un 10% de avance de obra. Gracias al ordenamiento de las cuentas y a empezar a pagar al día, se pudo exigir calidad y cumplimiento de los plazos”, aclaró.

El titular del IPV también destacó que el Gobierno de Mendoza cerrará el año con 2006 viviendas entregadas y que para el próximo año están proyectadas 2500 soluciones habitacionales. “El desafío es ir reduciendo el déficit habitacional. Eso es lo que pretendemos como ejemplo de esta gestión, una administración ordenada y prolija”, agregó.

Al momento de hacer un balance de los 70 años del Instituto Provincial de la Vivienda, Salamone dijo que es un “orgullo se contemporáneo de esta etapa de una institución tan importante para la provincia de Mendoza. Hay que destacar que una de cada cuatro casas fue construida por el IPV. Pero no solo se trabaja en viviendas mancomunadas, sino también se participa activamente en desarrollos de interés provincial”.

Por su parte, el intendente Abed destacó las inversiones que se están realizando en Junín. “Es una felicidad entregar viviendas y que catorce familias festejen el año nuevo en su nueva casa. Estamos realizando viviendas en otros distritos y continuaremos construyendo también viviendas sociales”.

La obra estuvo a cargo de la UTE, Leonardo Grippi- Omar Walter Murua y demandó una inversión de más de $ 9 millones. Se trata de 13 unidades de dos dormitorios, baño, estar comedor y lavadero, con 57,85 m2 y una vivienda más que fue adaptada a las necesidades de una familia con integrantes con discapacidad con 62,69 m2 cubiertos.

El sistema de construcción que se utilizó fue el tradicional, con fundaciones de hormigón armado, muros de mampostería, losa maciza, aleros sobre aberturas, aislación térmica e hidrófuga en cubierta de techos, revoques interiores grueso a la cal, revoques exteriores de concreto y contrapiso de hormigón.

En cuanto a las terminaciones: cielorraso y enlucido de yeso en muros interiores; revestimientos cerámicos en baño, cocina y lavadero; piso y zócalo cerámico completo; revestimiento de muros exteriores tipo texturado; pintura interior y exterior de muros al látex; puertas exteriores metálica con inyección de poliuretano; puertas interiores de madera tipo placa; ventanas de aluminio; vidrios tipo float, y un veredín perimetral de protección, de hormigón armado.

En tanto, las obras de urbanización incluyeron cuneta, banquina, cordón, esquinas con rampas para minusválidos, puentes peatonales, alcantarillas y perfilado, compactado y enripiado de calles. Respecto a instalaciones, se ejecutó la instalación de cloacas, red de agua potable, instalación de gas (prevista para la conexión a gas envasado) y la red eléctrica.