Se complica la situación del judicial imputado por abuso

Fernández fue detenido después de que lo encontraran con dos niñas de 12 años en el interior de su auto en El Carrizal. Los análisis a las menores confirmaron que fueron drogadas. Está imputado por abuso sexual agravado con acceso carnal.

LUNES 29 DE ENERO DE 2018 . 17:49

Lucas Fernández se encuentra detenido en la comisaría 13 de Rivadavia (Foto: Este Online).

 

A partir de los elementos reunidos en la causa, se amplió la acusación sobre el empleado auxiliar de la Unidad Fiscal de Santa Rosa, Lucas Fernández (30), acusado de abusar de dos menores de edad. En las últimas horas, los análisis confirmaron que las víctimas fueron drogadas y que una de ellas dio positivo en una análisis de sífilis.

De acuerdo a las pruebas bioquímicas, a ambas menores les suministraron un cóctel conformado por cocaína, marihuana y alcohol. Mientras que la nena que no fue abusada dio positivo en sífilis. Entretanto, una de las dos chicas quedó a disposición de la OAL ya que se encontraba judicializada por problemas familiares.

Cabe recordar que Fernández fue detenido el jueves pasado después de que lo encontraran con dos niñas de 12 años en el interior de su vehículo en El Carrizal, a quienes habría alcoholizado y drogado en su vivienda de San Martín antes de mantener relaciones sexuales con al menos una de ellas.

Para el fiscal del caso, Oscar Sívori, se está frente a un "depredador" sexual que se aprovechó de la vulnerabilidad de las víctimas y agregó que su situación procesal se agrava cada vez más. Además aseguró que hay elementos suficientes para acreditar el hecho y que esta semana declarará oficialmente en la causa.

Por el momento, el auxiliar de la Justicia continúa detenido en la seccional 13 de Rivadavia luego de ser imputado por abuso sexual agravado con acceso carnal. Por otra parte, la justicia iniciará una nueva causa para Fernández y Matías -el hombre que lo acompañaba pero que no participó del abuso- sobre el delito de suministro de estupefacientes a menores.

Aunque recién declararía este miércoles, la estrategia de la defensa de Lucas Fernández es convencer a la justicia de que el imputado creía que eran mayores de edad. “Me dijeron que tenían 18 años”, habría sostenido Fernández al policía que lo sorprendió con las dos menores en el interior en un Nissan Tiida.

"No hay forma de que se pueda haber confundido. Las dos tenían cuerpo de nena. Una niña usaba un short talle 10 y la otra talle 12; ninguna de las dos tenía senos, es evidente que eran menores de edad", dijo Sívori, encargado de supervisar la investigación del caso, que está en manos de la fiscal Valeria Bottini.

Sobre la situación judicial del acusado, Sívori afirmó que está "muy complicado por las pruebas con las que contamos” y agregó: “Es abuso sexual sin importar el consentimiento porque son menores de edad. Para mí ya está prácticamente concluida la investigación para pedir la prisión preventiva y elevar la causa a juicio en breve".