San Martín destinará más de 800 millones de pesos para el servicio de limpieza urbana

La comuna renovó con la empresa Santa Elena el servicio de recolección de residuos urbanos. También tendrá a cargo tareas de hormigonado. El contrato superó el monto fijado en la licitación.

JUEVES 5 DE ABRIL DE 2018 | 00:00

(Foto: Gentileza).

 
circulo
Por Javier Disparti

La comuna de San Martín adjudicó, nuevamente, el servicio de recolección de residuos urbanos a la empresa Santa Elena para los próximos cinco años y por un monto que supera los 800 millones de pesos. Esta cifra implica casi el 18% del presupuesto municipal y el total de la recaudación anual que percibirá en concepto de tasas municipales.

Si bien casi todos los municipios tienen tercerizado el servicio de limpieza, algunos consideran que es deshacerse de una de las responsabilidades básicas que tiene un intendente, mientras que para otros significa un negocio. Este dilema no es la excepción en San Martín, donde la oposición siempre ha criticado el costo que significa delegar esta tarea desde hace ya más de una década.

En esta oportunidad, el nuevo acuerdo fue ratificado en la sesión del martes, cuando el Concejo Deliberante aprobó la renovación del contrato con Santa Elena por $802.920.000 para los próximos cinco años, con la posibilidad de prorrogarlo por dos años más. Esta situación despertó críticas del bloque radical, que denuncia tanto el monto como el plazo de duración.

“En la licitación solo se presentó la empresa Santa Elena y el contrato terminó siendo mucho mayor al monto oficial”, advierte el concejal radical Sergio Dubé en referencia a los 600 millones de pesos que el municipio había licitado para el servicio de limpieza de la Ciudad departamental, barrios aledaños y de Palmira.

Cabe recordar que la empresa Bodegas y Viñedos Santa Elena SRL comenzó con el negocio de la basura en 1999 y desde allí se expandió a otros departamentos de la provincia. Además, la propia empresa tiene su razón social ampliada para poder dedicarse incluso a la construcción, como ya ha sucedido con algunas obras en San Martín.

Teniendo en cuenta esta particularidad, y como novedad del nuevo contrato de concesión, Santa Elena no sólo tendrá a su cargo la limpieza de una parte de San Martín, sino que además proveerá al municipio de una planta dosificadora para la elaboración de hormigón. A su vez, también se encargará del sistema roll-off (utilización de contenedores para transportar todo tipo de materiales).

A raíz de esta erogación, el radicalismo considera que “nunca se les permitió analizar en el recinto la posibilidad de estatizar el servicio de recolección de residuos, a fin de comparar y tomar una decisión fundamentada. Esto demuestra la falta de transparencia y la imposibilidad de explicar los montos y las tareas que esta empresa viene despeñando desde hace varios años en nuestro departamento”.

Asimismo, al momento de ejemplificar, Dubé argumentó que “con el monto del nuevo contrato se podrían adquirir 548 camiones compactadores y volcadores, frente a las 48 unidades que dispondrá Santa Elena para cumplir con su tarea en los próximos sesenta meses”.

En conclusión, para poder comprender el impacto del nuevo contrato de concesión, a los vecinos de San Martín les costará más de $446.000 diarios la limpieza de sus calles y más de $160 millones anuales, una cifra que superará ampliamente los 130 millones de pesos que el municipio prevé recaudar este año en concepto de impuestos municipales.