Con el “cuento del tío” le sacaron $440 mil a un anciano

Lo llamaron y se hicieron pasar por uno de sus hijos con la excusa que los billetes vencían y debía cambiarlos en el banco. Es el tercer caso en dos semanas en San Martín. Recomendaciones.

VIERNES 13 DE ABRIL DE 2018 | 14:00

(Foto: Gentileza).

 

Con la metodología del cuento del tío, un anciano de 84 años de San Martín fue engañado y le robaron 440 mil pesos. Los estafadores lo llamaron por teléfono haciéndose pasar por uno de sus hijos y le pidió el dinero que tenía para llevarlo al banco, con la excusa de que iban a vencer.

Posteriormente, un hombre se acercó al domicilio, ubicado en la calle Tomás Thomas, y le dijo que iba en nombre de su hijo que lo esperaba en una entidad bancaria del departamento. Sin pesar que se trataba de una estafa, el anciano le entregó todos los ahorros que tenía desde hace varios años.

Más tarde se comunicó con su hijo y se dio cuenta que lo habían estafado. Cerca de las 22, la víctima realizó la denuncia en la Comisaría 12. No es el primer caso que sucede en San Martín, en las últimas dos semanas se registraron tres casos, donde los estafadores se hicieron de la suma de más de 2 millones de pesos.

Ante esta situación, autoridades del Ministerio de Seguridad brindan una serie de consejos para evitar que ancianos sean víctimas del “cuento del tío”. Este tipo de delito es el engaño por parte de delincuentes, que se hacen pasar por familiares o empleados de una empresa de servicio, frente personas de la tercera edad, lo que es una trampa para sustraerles importantes sumas de dinero.

Entre las recomendaciones, la cartera de Seguridad advierte que no hay ninguna operatoria de entidades bancarias para sacar dinero de circulación y, además, toda operación financiera se debe realizar personalmente en el banco.

Otra de las trampas más comunes que utilizan los ladrones es simular ser empleados de empresas de servicio, lo que les permite ingresar al domicilio y cometer el delito.

Por este motivo, también se aconseja evitar dar datos a personas desconocidas o ajenas a la familia al recibir un llamado telefónico y nunca dejarlas entrar al interior de la vivienda, ni entregarles ninguna suma de dinero. En el caso de haber sufrido un hecho de estas características, comunicarse inmediatamente al 911.