Antonella Bertona enamoró a San Martín y se convirtió en su nueva Reina de la Vendimia

La candidata a Alto Verde representará a su departamento en el teatro griego Frank Romero Day. Tiene 23 años y fue coronada tras la fiesta denominada “Ecos del Bicentenario de la Villa Nueva”.

DOMINGO 14 DE FEBRERO DE 2016 . 8:01

Antonella Bertona es la flamante Reina de San Martín (Foto: Este Online).

 
circulo

Antonella Bertona Lucero se transformó esta madrugada en la nueva Reina de la Vendimia de San Martín. La joven de 23 años fue coronada tras la fiesta departamental denominada “Ecos del Bicentenario de la Villa Nueva”, que se realizó en el teatro griego Juan Pablo II.

La flamante soberana de San Martín representó al distrito Alto Verde y se convirtió en la sucesora de Agustina Morales, tras obtener la corona con 44 votos. Tiene cabellos rubios, ojos celestes, mide 1,78 y cursa actualmente el 4º año de Ingeniería Industrial.

El próximo 5 de marzo, Antonella tendrá la responsabilidad de representar a su departamento en la “Vendimia de la Identidad” que se realizará en el teatro griego Frank Romero Day.

Su virreina será Aldana Denise Cocco, del distrito Buen Orden, quien consiguió 36 votos. La joven de 22 años, tiene cabellos color castaño oscuro, ojos marrones, 1,69 de estatura y cursa el 3º año de Profesorado de Enseñanza Primaria.

En tanto, Julieta Batalla, del distrito Ciudad, se convirtió en la sucesora de Daiana Vázquez Guerrero al ser coronada como la nueva Reina departamental del Turismo. Tiene 21 años, cabellos negros y ojos verdes. Es esteticista e instructora de Pilates.

Mientras que Melisa Ayelén Lavizzari, de Palmira, es la Reina del Bonarda en lugar de Estefanía Tineo. Tiene 21 años, cabellos color castaño claro, ojos celestes, un 1,74 de estatura y cursa el 4º año de Profesorado de Matemática, además de haber cursado ocho años de inglés.

El espectáculo, denominado “Ecos del Bicentenario de la Villa Nueva”, fue dirigido nuevamente por Alberto Giménez. El argumento trató sobre una historia familiar protagonizada por Vicente y Blanca, quienes rememoran diversas vivencias y épocas junto a sus cuatro hijos y un abuelo.

Tras su sexta separación, la línea argumental avanza a través de una nueva reconciliación del matrimonio, evidenciando las particularidades en la conformación de las parejas y de las familias conformadas en varias generaciones distintas.

En paralelo, otro eje central en el desarrollo de la propuesta artística, tuvo que ver con la celebración del Bicentenario de la fundación de la Villa Nueva de San Martín y de la Independencia Argentina, apreciando hechos de importancia social, que tuvieron en los últimos 200 años y que además poseen una importante carga simbólica.

Si bien los cuados tradicionales estuvieron presentes, la Vendimia de San Martín sorprendió con un argumento más cotidiano que apeló al sentir de pertenencia de la tierra que se enorgullece por ser la Capital Nacional del Bonarda.