Realizan fumigación aérea para erradicar mosquitos en Rivadavia

Se busca minimizar las posibilidades de riesgo de contagio de enfermedades a través de mosquitos. Las tareas se realizaron sobre la costa del río Tunuyán, espejos de agua y parques. También se realizó la limpieza del lago municipal.

LUNES 15 DE FEBRERO DE 2016 . 22:46

Imagen ilustrativa (Foto: Archivo).

 

Con el fin de evitar la propagación de los mosquitos que transmiten enfermedades, la comuna de Rivadavia a través de una avioneta de la empresa Aerotec realizó tareas de fumigación sobre la costa del río Tunuyán, espejos de agua y parques.

La fumigación aérea comprendió entre 50 y 70 hectáreas por intermedio de una aeronave Cessna AG Husky. Desde prensa del municipio señalaron que el producto con el que se hizo la fumigación es permitrina, un producto permitido y certificado para uso urbano.

En el marco de este operativo de prevención, también se realizó la limpieza de los 400 metros cuadrados del lago municipal. En total, se removieron dos camionadas de sedimentos y basura acumulada en el fondo de uno de los principales espacios turísticos del departamento. 

La idea de la Municipalidad de Rivadavia es minimizar las posibilidades de riesgo de contagio de enfermedades a través de mosquitos, como ocurre en algunas zonas del país con los casos registrados de dengue, zika y chikungunya.

“Se recuerda a la población la importancia de mantener limpios y libres de agua los lugares donde pueda desarrollarse el mosquito Aedes Aegypti, que habita en áreas próximas a las viviendas y que deposita los huevos en agua limpia, quieta y en lugares a la sombra”, dijeron desde la comuna.

Desde el municipio recomiendan cambiar de manera frecuente el agua de floreros y bebederos de mascotas, no arrojar recipientes o basura que puedan acumular agua en patios, terrazas, calles y baldíos; mantener los jardines desmalezados, destapar los desagües de lluvia de los techos y mantener las piletas de natación, limpias y tratadas con cloro.

Además es fundamental vaciar botellas, latas, cubiertas, platos de macetas, plásticos o lonas y dar vuelta o tapar recipientes como baldes, palanganas y tambores y cualquier lugar que acumule agua limpia.