Peligra el turno vespertino de una escuela técnica de San Martín

Alumnos y docentes de la escuela Nicolás Avellaneda, de Palmira, se manifestaron en contra del posible cierre de una de las divisiones del turno noche. Desde la DGE aducen que la matrícula es insuficiente. La medida también afectaría a 16 profesores.

LUNES 25 DE ABRIL DE 2016 . 11:52

(Foto: Este Online).

 
circulo

Alumnos y docentes de la escuela técnica N° 4-110 Nicolás Avellaneda, de Palmira, se oponen a la resolución que tomaría la Dirección General de Escuelas (DGE) de cerrar el segundo año del turno vespertino, argumentando que no hay la suficiente matrícula para mantenerlo.

El cierre de esta división implicaría que seis alumnos podrían quedarse sin la posibilidad de continuar cursando el segundo año durante el turno noche, ya que muchos de ellos trabajan durante el día. “Es la única escuela de Palmira que nos permite cursar en ese horario y además nos da la posibilidad de trabajar”, indicó el alumno Gastón Bayarri.

En diálogo con Este Online, la mayoría de los padres y docentes consideran que la escuela Avellaneda es una institución trascendental para la sociedad de Palmira, ya que desde hace 61 años ofrece una salida laboral bajo las modalidades de Técnico Mecánico o Técnico Electricista.

Por este motivo, ante la incertidumbre de lo que podría suceder, un grupo de personas se concentró el pasado viernes frente a la escuela y luego se manifestó por las calles de Palmira en contra del posible cierre de una de las divisiones. De la movilización también participó el ATE en defensa de unos 16 profesores que perderían horas de trabajo.

“Cerrando la segunda división, el gobierno estaría cerrando tres divisiones y en pocos años nos quedaríamos sin técnica en este horario. Es decir, unos veinte alumnos de primer año no tendrían la posibilidad de cursar el próximo año y a su vez, nos quedaríamos sin inscripción para tercer año”, explicó Leonardo Maluenda, docente y delegado gremial de ATE.

A su turno, Gabriela Blas, representante gremial de ATE Educación, indicó que “el gobierno aduce que debe cerrar el segundo año porque tiene poca matrícula, pero nosotros decimos que la educación no es un gasto sino una obligación que debe brindar a todos los chicos”.

Por su parte, el profesor de Electricidad, Facundo Peralta, destacó la importancia del establecimiento educativo. “Estamos sacando a los chicos de la calle, reinsertándolos en la escuela y dándoles la posibilidad de estudiar para que luego tengan una salida laboral”, mencionó el docente que egresó de la institución en 1999.

Por último, el docente agregó: “No nos pueden reclamar calidad educativa cerrando divisiones. El gobierno se basa en números y para nosotros esos números son alumnos y posibilidades que se pierden. Por eso le pedimos que nos visiten y contemplen la realidad socio-económica de Palmira, que es totalmente diferente a otras zonas”.

Desde la cartera de Educación, aseguran que “se está evaluando la cantidad de alumnos que asiste a cada uno de los años y la posibilidad de refuncionalizar las divisiones”. En medio de la marcha, Hugo Martín, delegado de la DGE de la zona Este, se comprometió a buscar una posible solución. Mañana habrá una nueva reunión en el establecimiento.