Polémica por el cobro del estacionamiento en el hospital Perrupato

La decisión de privatizar las playas que rodean al nosocomio ha generado descontento en algunos empleados. Desde la Dirección ratificaron que se trata de una medida de seguridad ante los hechos delictivos que sucedían en el lugar. Audio.

MARTES 14 DE JUNIO DE 2016 . 6:50

Estacionamiento privado en el sector oeste del hospital Perrupato (Foto: Este Online).

 
circulo
Por Javier Disparti

Desde hace unos meses, aquellas personas que ingresan con su automóvil al hospital Perrupato de San Martín deben abonar para hacerlo, ya que se encuentra en vigencia el estacionamiento arancelado en el sector oeste del nosocomio. Sin embargo, la medida no cayó muy bien en algunos empleados y profesionales de la salud.

La decisión de privatizar las áreas que rodean al centro asistencial fue tomada como medida de seguridad, debido a los diferentes hechos delictivos que sucedían en las inmediaciones del lugar. Por este motivo, la gestión del ex director Gustavo Patti impulsó el proceso licitatorio y en diciembre adjudicó el servicio de aparcamiento a la empresa Sispark.

De esta manera, la empresa adjudicataria tendrá el control del estacionamiento en el ala oeste por los próximos diez años. Además, en poco tiempo, se hará cargo también de la administración y control de la playa sur que se encuentra lindante al helipuerto.

Como parte del contrato de concesión, Sispark realizó algunas obras como el cierre perimetral de la playa oeste (con capacidad para 110 vehículos) y realizó la instalación de una garita para el operario de turno y la colocación de barreras automáticas e infrarrojas con su correspondiente módulo de control de tickets.

Así, desde marzo, aquellos que van a sacar turnos o a visitar un paciente y prefieren estacionar su auto en la playa privada, se les cobra $15 la hora o $25 las dos horas. En el caso de las camionetas, el importe es de $20 la hora y $30 cada dos horas. Mientras que las motos abonan una tarifa mínima de $5 cada sesenta minutos. 

En tanto, la tarifa mensual diurna (de 6am a 15pm) para médicos y personal del hospital es de $450 para autos y camionetas. En el caso de la tarifa tarde-noche (de 15pm a 6am) el importe se reduce a $400. Mientras que el abono mensual para vehículos particulares alcanza la suma de 585 pesos.

“Cuando implementamos el estacionamiento en el sector oeste del hospital lanzamos una tarifa mensual promocional de $400 (diurna) y $350 (tarde-noche) hasta octubre de este año”, comentó Maximiliano, uno de los encargados del control de ingreso y egreso de los vehículos del parking.

Desde la empresa confirmaron a nuestro medio que "en setiembre comenzaría a regir el estacionamiento privado en la playa sur" y que "solamente aparcará vehículos de personas particulares que concurran al nosocomio". Por este motivo, el lugar quedó clausurado ante las obras que comenzarán en poco tiempo.

Dos posturas definidas

Desde que se privatizó el estacionamiento hay dos posturas definidas. Por un lado, los empleados que se niegan a pagar y por el otro, aquellos trabajadores que vieron con buenos ojos la medida y abonan el estacionamiento para evitar que les roben las pertenencias del interior de sus vehículos.

Uno de los reclamos surgió de representantes del ATE, quienes solicitaron una tarifa mensual accesible para el personal con ingresos menores. Además expresaron que “la empresa cerró la playa sur que disponía el personal del hospital y sin previo aviso, sin darnos la posibilidad económica de acceder a la playa oeste que fue privatizada, ya que el canon es elevado”.

La semana pasada, algunos de los empleados que se niegan a pagar el estacionamiento privado dejaron sus vehículos en espacios verdes del ala este del establecimiento sanitario. Esta situación fue alertada por la policía vial que multó al menos seis automovilistas por esta infracción leve.

“Obviamente que a nadie le gusta pagar, pero ocurrieron muchos hechos de inseguridad y esta medida es para darle una solución a este tema y al tránsito interno, que con las motos y autos en la zona de ambulancias siempre hubo problemas”, indicó uno de los médicos a nuestro medio.

Actualmente, el nosocomio cuenta sólo con diez espacios libres (dos para discapacitados) en el sector interno del ingreso de ambulancias. Por eso, ante la escases de espacios sin cargo, algunos empleados prefieren dejar su vehículo en la YPF del barrio San Pedro o en alguna de las calles internas del 2º barrio Centro Empleados de Comercio.