Reemplazar el techo de la escuela Corrientes costará $5,5 millones

La obra, que viene siendo postergada desde hace al menos cinco años, será licitada en los próximos días y tendrá un plazo de ejecución de 6 meses. A mediados de mayo cayó parte del cielorraso y suspendieron las clases.

VIERNES 1 DE JULIO DE 2016 . 1:10

(Foto: Este Online).

 
circulo
Por Javier Disparti

A mediados de mayo, la escuela 1-055 Corrientes, de San Martín, sufrió la caída de parte del cielorraso de tres aulas y de un sector de la galería principal. Ante esta situación, las autoridades del edificio escolar y la Dirección General de Escuelas suspendieron las clases por cuatro días.

Inmediatamente, la Subsecretaría de Infraestructura Social Básica anunció el recambio definitivo de la cubierta del establecimiento educativo que se encuentra ubicado en la calle French 149, entre Balcarce y Viamonte, donde asisten alrededor de 800 alumnos divididos en distintos turnos.

Tras la confección del presupuesto con las especificaciones técnicas, el gobierno provincial anunció que en julio efectuará el llamado a licitación para concretar una obra muy anhelada por la comunidad educativa y postergada desde hace al menos cinco años.

Según consignan los pliegos, los trabajos en el emblemático establecimiento tendrán un plazo de ejecución de 6 meses y demandarán una inversión oficial de $5,5 millones (la cifra inicial rondaba los $3 millones). Los recursos que se utilizarán para financiar las tareas provendrán de las arcas provinciales.

“El objetivo del llamado a presentación de ofertas es que participen varias empresas interesadas en abordar la obra, dado que así habrá posibilidades más concretas de que la obra se haga sí o sí y no sufra más postergaciones como ha sucedido hasta el momento”, anunciaron desde la DGE.

Las tareas incluyen el recambio de 1.800 metros cuadrados de cubierta de techo (actualmente, de tejas coloniales y entablonada de madera) por una estructura más liviana compuesta por chapa de zinc enmalletada, hierros y aislantes. Además, se remplazará la totalidad del cielorraso suspendido existente por otro de yeso.

A esto hay que sumarle la correspondiente reparación integral de toda la instalación eléctrica del edificio, que también se encuentra deteriorada por el paso de los años. La escuela muestra hoy daños en la estructura de toda su cubierta de techo, provocados por las inclemencias del tiempo y el paso de los años, dado que tiene 75 años de antigüedad.

“Nuestro objetivo es que la obra pueda comenzarse lo antes posible, para que también se termine cuanto antes. Por eso tenemos previsto hacer el llamado a licitación en julio”, indicó el subdirector de Mantenimiento y Reparaciones de escuelas, Emilio Pastorino.

Tal como se explicó en la última reunión de padres, los alumnos no serán trasladados a otro edificio cercano mientras la obra se encuentre en ejecución. Se hará por tramos y se tomarán todos los recaudos de seguridad necesarios para aislar a los chicos y docentes de los trabajos.