La biopsia líquida, un gran avance en el tratamiento contra el cáncer

Es un método novedoso, rápido, sencillo y no invasivo para analizar tumores a través de una extracción de sangre. Los resultados son iguales o más fieles que los que se obtienen con la biopsia tradicional de tejido tumoral.

JUEVES 4 DE AGOSTO DE 2016 . 20:47

(Foto: WEB).

 

La biopsia líquida, un método novedoso, rápido y sencillo para analizar tumores a través de una extracción de sangre es "uno de los avances más prometedores de la oncología", afirmaron especialistas, que señalaron que además "brinda información igual de precisa pero en mucho menos tiempo que las biopsias tradicionales".

Se trata de tecnologías ultra sensibles que permiten hallar células cancerígenas y partículas de ADN del tumor en el torrente sanguíneo sin necesidad de someter al paciente a punciones, cirugías o endoscopías y que en la Argentina ya se usan para cáncer de pulmón y colon.

Además ayudan a conocer en detalle las características del tumor, fundamental para que el médico tome las mejores decisiones terapéuticas en cada caso.

"Se ha avanzado tanto en biología molecular que hoy disponemos de equipamiento complejo que nos permite hallar células tumorales o material genético de esas células en una muestra de sangre, uno de los avances más significativos de la oncología en el último tiempo", sostuvo en diálogo con Télam Guillermo Méndez, oncólogo del Hospital de Gastroenterología Carlos Udaondo y de la Fundación Favaloro.

El especialista señaló que cuando se trata a un paciente con cáncer "es factible que se cambien las drogas de elección o que cambie la biología del tumor", por lo que contar con la posibilidad de "rebiopsiarlo" con una extracción de sangre "puede ser muy útil para revisar y modificar la estrategia terapéutica".

Por su parte la bióloga molecular Yanina Powazniak, directora técnica y de investigación y desarrollo de Biomakers, señaló que los tumores "son dinámicos, por lo que el uso de biopsias liquidas sobre biopsias sólidas permite una evaluación continua de las determinaciones genéticas del cáncer a partir del ADN tumoral o las células tumorales circulantes en el torrente sanguíneo".

Además, los especialistas explicaron que algunos tumores son de difícil acceso y no son sencillos de biopsiar, casos en los que resultaría de mucha utilidad la biopsia líquida, cuyos resultados "pueden estar listos en el día, lo que dinamiza el abordaje terapéutico del paciente".

Un claro ejemplo de la utilidad de la biopsia líquida es el del cáncer colorrectal en estado avanzado, donde el tumor se expandió del colon o recto a otras áreas del cuerpo y es crítico conocer si se encuentra mutado o no el oncogén RAS del tumor.

Ese oncogén, cuando no está mutado (lo que sucede en cerca de la mitad de los pacientes) puede ser bloqueado a través de drogas de blanco específico y así frenar el desarrollo y crecimiento del tumor.

Por lo tanto, conocer si el gen está mutado o no es información importante para que el médico indique el mejor tratamiento para el paciente en términos de sobrevida y calidad de vida y evita pérdidas de tiempo, factor que suele ser valioso.

"Al hablar de medicina personalizada nos referirnos a indicar el tratamiento adecuado para el paciente adecuado en el momento adecuado. En la actualidad disponemos de muchos elementos que nos permiten entender cuál será ese tratamiento, y la biopsia líquida para determinar la mutación del RAS en casos de cáncer colorrectal metastásico es un muy buen ejemplo", sostuvo Méndez.

Los especialistas explicaron que en etapas avanzadas los tumores diseminan constantemente información genética al torrente sanguíneo, por lo que "es de esperarse que en algún momento la biopsia líquida sea la técnica universal de elección para conocer la biología de los tumores en todas las etapas del cáncer y no quede restringida al estadio metastásico". 

Demostrar la fidelidad de los tests

Un aspecto verdaderamente crítico tiene que ver con la validación de los métodos con los que se evalúan los biomarcadores. Es decir, que es vital que cada tecnología de biopsia líquida demuestre que los resultados a los que arriba son iguales o más fieles que los que se obtienen con la biopsia tradicional de tejido tumoral. Se requiere, entonces, lo que se conoce como ‘estudios de concordancia’, que son investigaciones que buscan probar la fidelidad y equivalencia de los resultados.

Al respecto, la doctora Yanina Powazniak refirió que se han llevado adelante hasta la fecha diversos estudios de este tipo entre biopsias líquidas y biopsias tradicionales, dentro de los cuales se destaca al estudio CORRECT, realizado en pacientes con cáncer colorrectal metastásico, que buscó detectar mutaciones de los genes KRAS, PIK3CA y BRAF en las distintas biopsias utilizando la tecnología de BEAMING.

No todos los tests para biopsia líquida tienen la misma sensibilidad, un aspecto crucial y que está determinado por la metodología que se utiliza: el laboratorio Merck ha elegido para el estudio de biopsias líquidas un test basado en la tecnología de BEAMING, que es altamente sensible y puede detectar ADN mutante sobre ADN ‘normal’ en una relación de 1 en 10.000, siendo la sensibilidad analítica de 0.01%. La tecnología de BEAMING combina una PCR digital con un sistema de detección de la amplificación basado en citometría de flujo, que evalúa el resultado de la amplificación sobre cada una de las partículas magnéticas de forma separada.

Primer estudio de concordancia en nuestro país

En la Argentina, a partir de una iniciativa de Biomakers y gracias al esfuerzo de distintas instituciones e investigadores, se llevará a cabo un estudio de investigación observacional, prospectivo y multicéntrico para evaluar la concordancia del estado mutacional de los genes RAS (KRAS y NRAS) entre biopsias sólidas y biopsias líquidas en pacientes con cáncer colorrectal metastásico.

En la fase de reclutamiento, participarán 5 instituciones de renombre en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Para la determinación del estado mutacional de los genes RAS, se utilizará la tecnología de BEAMING.

El estudio se encuentra ya aprobado por los distintos Comités de Ética intervinientes y se está a la espera de la importación de esta nueva tecnología, por lo que se estima que el reclutamiento de los pacientes comience en los próximos meses.