Vagones “chatarra” llevan dos años abandonados en un parque público

El material rodante está ubicado en el parque Sarmiento de San Martín. Se llamará a licitación para transformarlos en un restaurante y un café bar. Su traslado le costó casi medio millón de pesos al municipio.

VIERNES 5 DE AGOSTO DE 2016 . 6:08

Los vagones se convirtieron en refugio de personas sin techo y vándalos (Foto: Este Online).

 
circulo
Por Javier Disparti

Desde hace dos años, toneladas de material ferroviario en desuso ocupan un sector valioso del parque Sarmiento de la ciudad de San Martín. No son más que dos vagones desvencijados que fueron motivo de denuncias de parte de los vecinos, quienes aseguran que de noche funcionan como aguantadero.

Aunque la comuna había anunciado que las históricas unidades iban a ser restauradas para la construcción de un novedoso restaurante, los coches ferroviarios se encuentran abandonados desde agosto de 2014 y podrían permanecer en ese estado durante lo que queda del año.

Se trata de dos enormes vagones de 26 metros de largo que estaban abandonados en la estación de ferrocarril de la Ciudad de Mendoza. Desde allí, a fines de agosto de 2014, fueron desmontados y trasladados en dos camiones hasta el departamento de San Martín.

Esta tarea requirió de la logística y el trabajo de potentes grúas de la empresa López SA, quien se encargó del traslado de las carrocerías hasta el parque Sarmiento, donde fueron ensambladas en un sector comprendido entre las calles Balcarce y Viamonte, a una cuadra del edificio municipal y del Paseo de la Patria.

La prestación de este servicio le significó al gobierno municipal un gasto de 365 mil pesos, según consta en el expediente 5009/14 al que pudo acceder el Diario Este Online. Dicha cifra se canceló en tres cuotas de $150.000, $29.000 (saldo que había quedado pendiente del primer pago) y 186.000 pesos.

Antes del arribo de los vagones al parque Sarmiento, el municipio montó un tramo de 70 metros de vías de ferrocarril, que simularán una estación frente al canal de riego que atraviesa la ciudad. Luego los trabajos de restauración se centraron en quitar los graffitis y el óxido de los vagones.

Sin embargo, la puesta en valor de las formaciones quedó inconclusa por falta de recursos, a pesar que el intendente Jorge Giménez había anunciado que el restaurante iba a quedar concluido durante el primer trimestre de 2015. A raíz de esta situación, el lugar se convirtió en un problema de inseguridad y también de contaminación visual para los vecinos.

“Es una vergüenza, un despropósito. No sólo hicieron un importante gasto sino que los dejaron abandonados todo este tiempo. Por eso presentamos un pedido de informes para conocer el costo que implicó la adquisición de los vagones, el criterio que tuvieron para instalarlos en este sector y si hubo un estudio preliminar de impacto ambiental”, cuestionó el concejal radical Sergio Dubé.

Desde el municipio expresaron que en octubre realizarán un llamado a concurso para que un privado se haga cargo de las obras, a cambio de darle la concesión del restaurante por un tiempo determinado. “Podrán presentarse franquicias o empresarios, pero deberán cumplir con ciertos requerimientos que estaban previstos en el proyecto original”, explicó Edgardo Gargiulo, secretario de Obras Públicas de San Martín.

Entre los requisitos, el municipio le exigirá a los oferentes privados que construyan un restaurante en uno de los vagones y un café bar en el restante vagón. Ambos coches deberán estar unidos por un edificio con terraza y vista al parque, que simulará una antigua estación de ferrocarril y donde en realidad estará la cocina y los sanitarios

“En un principio las obras iban a estar cargo del municipio y luego se iba a dar en concesión. Pero, debido a la situación financiera y económica, no pudimos afrontar este gasto. Por eso, surgió esta propuesta que evita que hagamos esta inversión”, agregó Gargiulo, quien sostuvo que “el pliego de la licitación prevé un gasto estimado en $1,5 millones”.