Reconocen a un estudiante de San Martín por ser un ejemplo de superación personal

Se trata de Cristian Miranda, quien padece el síndrome de Focomelia, lo que generó que sus brazos y piernas no se desarrollaran. El reconocimiento surgió de la senadora Claudia Salas y se realizó en la Cámara de Senadores.

LUNES 17 DE OCTUBRE DE 2016 . 14:42

(Foto: Cámara de Senadores).

 

La Cámara de Senadores distinguió hoy al estudiante sanmartiniano Cristian Fabián Miranda por ser un “ejemplo de superación en todos los ámbitos de la vida” a pesar de sus limitaciones físicas como consecuencia del Síndrome Neurológico Compuesto “Focomelia”.

Se trata de una enfermedad que se manifiesta por una malformación de origen teratogénico, que consistente en la ausencia de elementos óseos y musculares en el miembro superior o inferior, que se implanta a nivel del hombro o de la cintura y que puede afectar a un solo miembro o varios.

En el caso de Cristian, no posee brazos y sus piernas no se desarrollaron, por lo que realiza sus tareas escolares con dedos (apéndices) ubicados en la parte inferior del torso. Actualmente concurre a la escuela secundaria en silla de ruedas y se le ha adaptado un banco para que pueda apoyar su material de trabajo.

El reconocimiento surgió de la senadora Claudia Salas (UCR), quien en conjunto con el senador José Orts, destacaron “la férrea voluntad, compromiso, esfuerzo personal y perseverancia del joven estudiante, tanto en actividades escolares como extraescolares”. 

Durante el acto, celebrado en la Casa de las Leyes, estuvieron presentes la vicegobernadora Laura Montero, funcionarios de la Dirección General de Escuelas, la directora de la escuela Alberto Juaire y el director de la escuela Josefa Capdevila, Antonio Polittino. También estaban presentes familiares, amigos y compañeros de escuela.

El emotivo reconocimiento también contó con la actuación de Vanina Fernández, en representación del Coro de la Legislatura de Mendoza, quien interpretó el tema “Honrar la Vida”, identificado con la tarea realizada por el alumno que inició su escolarización en la escuela especial Alberto Juaire, de San Martín.

Según se destaca en la resolución 556/16, el alumno con tan sólo 7 años descubrió paulatinamente que, a través de sus pies, podía acceder a un sinfín de posibilidades como pintar, escribir, realizar deportes, participar en actos escolares, jugar a los videos juegos, entre otros propósitos.

En 2014, ingresa a la escuela técnica Josefa Capdevila, de San Martín, donde le proporcionan una netbook, siendo una herramienta escolar que complementa la carpeta y la lapicera. Tanto en primero, como en segundo año, se trabajó en forma articulada con la escuela Juaire a fin de lograr la integración en la secundaria. Allí, su rendimiento académico ha sido muy positivo presentando la aprobación de todos los espacios curriculares.

Desde lo socio-afectivo, Cristian presentó buena adaptación e integración con un fuerte espíritu de superación y desarrolló un vínculo estrecho con sus pares y profesores. En el corriente año, Cristian se encuentra en tercer año en la modalidad de indumentaria y textil.

Desde inicio del ciclo lectivo, por su caso, se desarrolla un trabajo en forma conjunta, Equipo Directivo, Docentes, Preceptor y Servicio de Orientación para establecer condiciones adecuadas de acceso y apropiación de saberes, mediante acuerdos institucionales y adaptaciones que posibilitan su trayectoria escolar sin restringir contenidos, respetando las características individuales del alumno, potenciando y mejorando sus capacidades y habilidades cognitivas y sociales.

Posee una familia extendida, compuesta por su madre, abuela, hermana, tía y primo, quienes conviven en una vivienda precaria, con falta de infraestructura adecuada a su discapacidad. Su madre es quien se hace cargo del adolescente, tanto en su casa como en la escuela, presentando además problemas de salud y un bajo nivel de escolaridad.

Además de su desempeño cotidiano necesario para transitar la escuela secundaria, posee habilidades sociales imprescindibles para una buena convivencia escolar. Desde el equipo docente y Servicio de Orientación destacan la voluntad, esfuerzo y perseverancia en cada actividad, incluso en la participación de actividades extraescolares como en la Banda Musical de la Escuela.

“Cristian es un ejemplo a seguir por cualquier joven de su edad, por su esfuerzo, perseverancia y superación constante en todos los ámbitos de su vida. Las personas, al igual que las aves son diferentes en su vuelo, pero iguales en su derecho a volar y soñar”, cerró la legisladora Salas.