Volverán a licitar el remplazo del techo de la escuela Corrientes

Es porque el último llamado a licitación para concretar la obra no prosperó debido a que el único oferente presentó una oferta superior al presupuesto oficial. El objetivo es que esté terminado para el inicio del ciclo lectivo 2017.

MARTES 18 DE OCTUBRE DE 2016 . 16:33

(Foto: Este Online).

 

Luego de cinco años de postergaciones por cuestiones presupuestarias, la Subsecretaría de Infraestructura Social Básica llamará a licitación una vez más para ejecutar el remplazo definitivo de toda la cubierta de techo de la emblemática escuela 1-055 Corrientes, de San Martín, obra esperada por su comunidad educativa.

Este nuevo llamado a presentación de ofertas responde a que el último intento, que se efectuó días atrás, tampoco prosperó, porque la única firma constructora que compró los pliegos y expuso su propuesta económica, Ubajay SA, lo hizo con un monto casi 60% superior al presupuesto oficial, que es de $5,5 millones.

Debido a esto, los trabajos quedaron nuevamente truncados, por lo que Infraestructura Social Básica deberá iniciar otra vez el proceso licitatorio para concretar un nuevo llamado y apertura de sobres.

“Nuevamente hemos sufrido un contratiempo: la licitación volvió a quedar sin efecto y deberemos hacer un nuevo llamado en los próximos días. La empresa Ubajay SA se presentó con una oferta muy alta, casi 60% por encima del presupuesto oficial. Y, lamentablemente, fue la única que se presentó”, indicó el subdirector de Mantenimiento y Reparaciones de Escuelas, Emilio Pastorino.

Según consta en los pliegos, los trabajos tendrán un plazo de ejecución de 6 meses y, en primera instancia, demandarán una inversión oficial de $5.500.000. Los recursos que se utilizarán para financiar las tareas provendrán íntegramente del presupuesto provincial.

En la nueva presentación de las ofertas, con fecha a confirmar, se buscará que haya más opciones de empresas interesadas y así también más posibilidades de que la obra se haga indefectiblemente y no sufra más postergaciones, como ha sucedido hasta la actualidad.

Una estructura liviana

La importante obra contempla un recambio de 1.900 metros cuadrados de cubierta de techo (actualmente, de tejas coloniales y entablonado de madera) por una estructura más liviana compuesta por chapa de zinc, hierros y aislantes.

Además, está previsto el remplazo de la totalidad del cielorraso suspendido existente por otro de yeso. Y la reparación integral de toda la instalación eléctrica, que también está deteriorada por el paso de los años.

En este sentido, los alumnos no serán trasladados a otro edificio cercano mientras la obra se encuentre en ejecución, dado que las tareas se realizarán por tramos y se tomarán todos los recaudos de seguridad necesarios para aislar a los chicos y docentes de los trabajos.