Detuvieron al principal sospechoso del femicidio de Agostina
Se trata de un hombre de 35 años con antecedentes de abuso sexual y que ya había sido condenado por robo agravado. Las pruebas de ADN coincidieron con los rastros genéticos extraídos del cuerpo de la joven. No de descarta la participación de otra persona.
 
Por Redacción
16 de julio de 2022
Crédito: Gentileza.
 

En las últimas horas, la policía detuvo a un hombre que será imputado por el femicidio de Agostina Trigo. La mujer de 22 años fue asesinada de varias puñaladas y su cuerpo fue hallado, tres días después de su desaparición, en un galpón sin techo y en desuso ubicado en calle Robert, entre Carril Norte y Chivilcoy, de San Martín.

Se trata de Diego Armando Caballero, de 35 años, oriundo del distrito El Ramblón de San Martín, a poca distancia del lugar donde fue encontrada la joven sin vida. El acusado quedó muy comprometido por las pruebas en su contra y por sus antecedentes de abuso sexual.

La detención se produjo a partir de otra pesquisa relacionada con una causa de abuso sexual, se dio con un hombre que poseía entre sus cosas un papel donde figuraba el nombre de la chica asesinada junto a su teléfono. Por la sospecha, el Ministerio Público extrajo muestras genéticas del individuo y estas coinciden con los rastros de pelo, piel y semen que se hallaron en el cadáver de la víctima.

Por esta razón, el hombre quedó detenido y se trataría del responsable material del hecho. Este mediodía fue trasladado de San Martín al Palacio Policial, ubicado en avenida Belgrano de Ciudad, y luego será trasladado a la penitenciaría. De todos modos, la causa no está cerrada ya que se presume que pudo haber participado otra persona en el crimen que conmocionó a toda la provincia.

Caballero tiene antecedentes de 2011 cuando fue condenado a cinco años de prisión por robo agravado con uso de arma con privación ilegítima de la libertad, condena que ya cumplió. Además, tenía otra causa de abuso sexual simple.

La joven de 22 años tenía cuatro puñaladas, tres en la zona del pecho y una a la altura de las costillas. Además había sido golpeada en su cabeza y presentaba un avanzado estado de descomposición, que indicarían que su muerte se habría producido entre 48 y 72 horas antes del hallazgo.

Aún se desconoce el lugar en el que fue asesinada, no se descarta que haya sido en el galpón en el que fue encontrada por personal policial. Tampoco ha sido encontrada ni el arma blanca ni tampoco el teléfono móvil de la víctima.

Sin embargo, se logró clonar la información del celular de la víctima y el análisis de la información fue importante para llegar al primer sospechoso que, a las pocas horas, fue liberado tras dar negativo el análisis de ADN. Entre la información procesada se descubrió que la chica tenía dos perfiles de Facebook.

Ayer, el Ministerio de Seguridad informó que estaba disponible una recompensa de hasta 700.000 pesos para quien ofreciera datos que permitieran esclarecer el caso. El dato que destrabó la situación, sin embargo, no habría llegado por esa vía.