La lupa capitolina, un símbolo de Roma: embellece la plaza Italia de San Martín
La escultura de la loba, amamantando a los hermanos Rómulo y Remo, simboliza la creación de la capital italiana. La obra fue realizada por el escultor Daniel Jiménez. Del acto participó el cónsul de Italia en Mendoza, Piero Vaira.
 
20 de setiembre de 2022
Crédito: Este Online
 

Luperca es el nombre de la loba que, según la mitología romanaamamantó a los hermanos gemelos Rómulo y Remo, fundadores de Roma. Actualmente, la estatua dedicada a ella, llamada la loba capitolina (lupa capitolina en italiano), se conserva en el museo del Capitolio romano.

Una escultura similar, a escala real y estilo realista, fue descubierta y puesta en valor en la plaza Italia, de San Martín. La obra está junto al capitel y la columna del Foro Romano, dos piezas históricas que arribaron en 1959 tras ser donadas por la comuna de Roma.

Según historiadores, la donación también incluía una réplica de Luperca, pero la figura de la loba habría quedado varada en Buenos Aires y nunca llegó en tren a Mendoza.

Por este motivo, después de 63 años, y tras un incansable proyecto de la comunidad italiana y de la familia Frávega, la Municipalidad de San Martín logró imponer en el interior de la plaza esta emblemática escultura que simboliza el origen de Roma.

La obra estuvo a cargo del artista plástico Daniel Jiménez. “Es un orgullo muy grande como escultor y sanmartiniano; no sólo por la obra, sino por lo que representa, por la vinculación con Italia, por la confianza que depositan en mí y por el cariño que le pongo a lo que hago”, expresó el escultor, cuyo trabajo demandó 4 meses de trabajo e incluyó procesos de arcilla, moldes de yeso y hormigón armado, para concluirla con una pátina de bronce envejecido.

Por su parte, Juan Frávega, ex jugador de hockey sobre patines y referente de Casa de Italia, mencionó que “la columna y el capitel fueron traídos a solicitud de la comisión de Casa de Italia, en un tiempo en que mi padre era el presidente de la institución. A pesar de que, en 1959, solamente llegaron ambas piezas, nunca pudimos hacer la escultura de la loba porque requería reunir una importante cantidad de llaves de bronce. Por eso, hoy, es una alegría enorme ver concluido el sueño iniciado por otros italianos”.

Ante la importancia de la puesta en valor de esta emblemática pieza, el cónsul italiano en Mendoza, Piero Vaira, también formó parte de la inauguración: “Es un placer y un honor estar aquí en esta hermosa plaza con tres símbolos de nuestra colectividad. Hoy, a 63 años de que se erigiera la columna romana, es muy agradable estar aquí junto a la gran colectividad italiana de San Martín”.

Por su parte, el intendente Raúl Rufeil expresó que “esta una manera de rendirle homenaje y reconocimiento a la colectividad italiana que está en el acervo cultural de San Martín. El escultor Daniel Jiménez ha hecho un trabajo formidable y, sin dudas, ha superado nuestras expectativas”.

Un poco de historia

La cronología de la figura de la loba ha sido muy discutida; según la tradición, la escultura sería etrusca, aunque últimamente se han hecho públicos algunos resultados que aseguran que data de la Edad Media. Mientras que las figuras de los niños Rómulo y Remo fueron creados y añadidos en 1471.

Cuenta la leyenda que Rómulo y Remo, nietos del Rey Numitor, fueron concebidos por obra divina a través de su madre, Rea Silva, en el territorio de Alba Longa. El Rey Amulio, que años atrás había despojado del trono a Numitor, se enteró del nacimiento de estos gemelos, y temiendo que con el futuro intentaran despojarlo de su reino, decidió mandarlos matar.

La orden para los soldados era asesinar y arrojar a Rómulo y Remo en una canasta al río Tíber, pero se apiadaron de ellos y los dejaron a la orilla de la corriente. La leyenda más famosa y conocida por el mundo entero sobre esta ciudad, narra que los hermanos fueron encontrados y criados por una loba, la cual los amamantó y los cuidó hasta que crecieron.

La escultura, que se encuentra en muy buen estado de conservación en el museo del Capitolio romano, está realizada en bronce y sus dimensiones son de 114 centímetros de ancho por 75 de altura. No se sabe con exactitud de qué época es, ya que hay quienes creen que es etrusca y otros que pertenece a la Edad Media.
 
Lo que más destaca de esta magnífica escultura es su naturalismo y su abstracción. Cada cuerpo, tanto el de los niños como el de la loba, se encuentran muy estilizados. Pero, las fosas nasales de la loba dan la sensación de estar dilatadas, con grandes ojos abiertos y tres arrugas en la frente, lo que la da sensación de realismo.

La "loba" del Calcio Italiano

La historia de los hermanos Rómulo y Remo inspiró a los fundadores de la Associazione Sportiva Roma y fue así que decidieron estampar esta imagen en su escudo. Se trata de uno de los clubes con más arraigo y tradición en Italia, apegado a su historia y a sus valores dentro y fuera del campo.

El club fue fundado el 7 de junio de 1927 producto de la fusión de tres equipos: Roman Football Club, Fortitudo pro Roma y Alba Audace. En un inicio, la Lazio también pudo haber sido parte de esta unión, pero al no darse su inclusión dio pie a su histórica rivalidad.

Por sus filas han pasado auténticos gladiadores, el más destacado ha sido Francesco Totti, leyenda del club romano que ha sido pieza fundamental en la historia de esa institución y en la selección Azzurra.