El IPV concluyó el año con más de 200 mejoramientos entregados
El Programa Mejoro Mi Casa respondió a las necesidades habitacionales de cientos de familias que, si bien ya tenían un lugar para vivir, lo hacían en condiciones de hacinamiento o precariedad.
 
Por Redacción
29 de diciembre de 2022
Crédito: Prensa Gobierno de Junín.
 

En el marco del programa provincial de mejoramiento de viviendas Mejoro mi casa, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) hizo entrega de las primeras 10 ampliaciones, correspondientes a una primera etapa de 36 soluciones habitacionales a vecinos de Junín. Mientras que en La Paz se sumaron otras 11 intervenciones.

El financiamiento que permitió llegar a estas familias con las soluciones que necesitaban provino del Gobierno de Mendoza, a través del programa Mejoro Mi Casa, lanzado a mediados de 2021.

La primera etapa de esta línea, que atiende el déficit cualitativo de la problemática habitacional, contemplaba la ejecución de 829 intervenciones. De ese total, el IPV pudo concluir este año 219 mejoramientos. Además, logró lanzar una segunda etapa que está destinada a 1.390 familias que necesitan de la ayuda del Estado para mejorar su calidad de vida.

En esta oportunidad, las autoridades y equipo técnico del IPV, junto al intendente de Junín, Héctor Ruiz, y a funcionarios de La Paz, recorrieron las obras ejecutadas por la empresa constructora Sendra.

En el departamento de Junín, se pudieron terminar 10 intervenciones, de las 36 que corresponden a la primera etapa del programa. En tanto, se anunció que en los próximos días se firmará el acta de inicio de otras 146 tipologías, en el marco de la segunda etapa del Mejoro Mi Casa.

En tanto, en La Paz se dieron por terminados 11 mejoramientos de un total de 44 que se iniciaron en la primera etapa. Para la segunda parte ya se comenzaron las obras de 104 intervenciones.

Una de las características de este programa es que muchos de los beneficiarios pudieron participar en la ejecución de las ampliaciones, lo que significa aún más para ellos, ya que con la ayuda del IPV fueron los artífices de una mejor calidad de vida para sus familias.

Es el caso de Rubén Andrada, que formó parte la cuadrilla de obreros en La Paz, y que construyó una ampliación de dos dormitorios para sus hijas, y logró más privacidad para cada integrante de la familia.

Por su parte, Andrea Ojeda, otra de las beneficiarias, agradeció al intendente Héctor Ruiz y a las autoridades del IPV, por la construcción de un dormitorio para su hijo que utiliza silla de ruedas y que a partir de ahora podrá tener más independencia y mejor calidad de vida.

Detalle de las tipologías

De acuerdo con lo que el grupo familiar necesite será la solución que se aplique. Para ello, el programa comprende 6 diversas tipologías: T1 – baño y lavadero (6,84m2), T2 – baño para discapacitado (9,60 m2), T3 – 1 dormitorio (14,40m2), T4 – Salón (23,50 m2), T5 – 2 dormitorios (23,50m2) y T6 – doble intervención (32,46m2).

En todos los casos, la construcción de estas ampliaciones es con estructura sismorresistente de hormigón armado, muros de mampostería de ladrillón y cubierta de madera: rollizos, machimbre, aislación térmica y chapa de zinc sinusoidal.

La carpintería utilizada es de madera en interiores y metálica hacia el exterior, con ventanas de aluminio, y los baños cuentan con revestimiento cerámico completo. Los pisos son cerámicos en toda la unidad, que se encuentra pintada tanto interna como externamente.