Rufeil le apuntó a Milei y evitó anunciar nuevas obras por el contexto macroeconómico: “Sería un irresponsable”
El intendente de San Martín inauguró un nuevo periodo legislativo en el inicio de su segundo mandato. Prometió finalizar las obras en ejecución y adelantó que su gestión se enfocará en la asistencia social. Defendió el Conicet.
 
Por Javier Disparti
15 de marzo de 2024
Rufeil durante la lectura de su discurso de diez páginas.
 

Con una economía semiparalizada, la incertidumbre y la tensión política van en ascenso. A esto se le suman los resabios de ciertas críticas de Javier Milei a dirigentes radicales que todavía retumban en los oídos del partido centenario. Quizás éstos sean los motivos por lo que el intendente Raúl Rufeil, en la apertura de las sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante de San Martín, basó su discurso anual en el contexto macroeconómico del país. Evitó así anunciar nuevos proyectos, aunque prometió finalizar las obras en ejecución y enfocar su gestión en la asistencia social.

Durante la lectura de diez páginas, Rufeil aseguró hoy que “se vive una verdadera tragedia, no solamente en lo socioeconómico, sino también en lo ético, moral y cultural”. Y ejemplificó que “hace doce años que estamos estancados, sin generar trabajo genuino, con una pobreza del 57.5% y con 7 de cada 10 niños que son pobres”.

Por esta razón, el intendente radical le pidió a Milei que sea sensible, empático y maneje adecuadamente sus emociones. “No se puede ante situaciones adversas proyectar y decidir individualmente; la única manera es a través del trabajo en equipo, con responsabilidad compartida y compromiso solidario”, aseguró Rufeil y le recordó al presidente que “la soberbia es el peor de los pecados”.

A continuación, mencionó que “el déficit cero es de vital importancia, pero que no se logra exclusivamente con ajustes. También se obtiene potenciando la producción económica, que es la verdadera creadora de riqueza y bienestar social, sobre todo apuntalando y poner en valor las economías regionales”.

En este contexto, mostró su postura sobre algunas decisiones que el gobierno nacional ha adoptado en sus primeros tres meses de gobierno. Entre ellas, se metió en la polémica por la coparticipación federal y pidió que “todos los fondos recaudos por el Estado Nacional sean coparticipables para evitar discordia y división entre los argentinos”. Además tildó a la política jubilatoria como “grosera y degradante”, y pidió frenar los ajustes que licuan los haberes jubilatorios.

También criticó el recorte de fondos presupuestarios al Conicet y a universidades públicas, ya que considera que “el desarrollo de una sociedad se basa en la fortaleza que aporta la ciencia, la innovación y la tecnología”. En este caso, el Conicet es una “estrella que brilla en América Latina y ha aportado muchos premios Nobel”. Y completó que estos ajustes contribuyen “a una verdadera devaluación de la ciencia argentina” y que comprometen “el futuro de su pueblo”.

Además, el mandatario departamental lamentó la utilización de “la asistencia social para fines políticos partidarios, que usan como rehenes a la población en contiendas políticas estériles” y que la misma es una “licita inversión que no debiera hacer diferencia para los argentinos, ni escudarse en instrumentos demagógicos populistas, viciados de la picardía criolla”.

Sobre la gestión municipal

Recién en las últimas líneas de su discurso, Rufeil hizo hincapié en lo que será su quinto año como intendente y ratificó el compromiso de concluir las obras que ya están en ejecución: el polideportivo San Pedro, la escuela superior de oficios, el edificio de la policía y juzgado vial, y la rotonda de la calle Miguez y ruta 50, entre otras. También se refirió a la ampliación de ciclovías y la urbanización de los barrios Güemes, Los Álamos, Santa Cecilia, Villa Nueva (Palmira) y 60 Granaderos.

En este sentido, teniendo en cuenta las dificultades macroeconómicas, el intendente radical mencionó que “sería irresponsable como funcionario público crear falsas expectativas y presentar nuevos proyectos”. Y adelantó que su prioridad será “la asistencia social para ayudar a paliar las diferentes falencias existentes”.

Destacó que, desde que asumió su gestión en 2019, la comuna mantuvo “las cuentas saneadas pagando a proveedores y manteniendo lo acordado en paritarias con el personal municipal, con déficit cero y a su vez superávit, con la premisa de no gastar más de lo recaudado”.

Y finalizó: “Reafirmemos nuestro orgullo de ser sanmartinianos con la confianza en qué con la ayuda de Dios vamos a superar esta situación para llegar todos a buen puerto, con esfuerzo, sacrificio, trabajo y optimismo”. Agradeció la colaboración recibida e invitó a sus funcionarios a “redoblar esfuerzos para cumplir todos los requisitos y normativas necesarias, para poder transitar este arduo periodo y disminuir el divorcio existente entre la dirigencia política y la sociedad”.